Sanidad admite que la bacteria que causó la legionela en Calp es más agresiva de lo normal
El conseller estima que el hotel podrá reabrir en una semana tras someterse a un completo sistema de desinfección
Las tres personas ingresadas evolucionan "bien" aunque habrá que esperar 20 días para determinar que se ha erradicado

La cepa que causó los casos legionela en el hotel de Calp es más agresiva de lo normal y ha su evolución ha sido fulminante en los afectados, según desvelaron ayer los representantes de la dirección general de Salud Pública de la Generalitat Valenciana, en la reunión que mantuvieron con los concejales de la corporación local, a la que asistieron el conseller de Sanidad Luis Rosado y el alcalde César Sánchez. Por este motivo, la bacteria va a ser analizada en las necropsias que se practicarán a los fallecidos ya que las detectadas en casos anteriores actúan con más lentitud.

Rosado explicó ayer también a los ediles de Calp que los dos primeros fallecimientos fueron de muerte súbita y, por ello, Sanidad tuvo que esperar a tener los resultados de las autopsias y la confirmación de la bacteria, para decretar el cierre del hotel. A la virulencia de la cepa se unió que estas dos personas eran población de riesgo, indicaron desde la Conselleria de Sanidad.
Por otro lado y en la rueda de prensa posterior, Luis Rosado, informó de que las tres personas ingresadas en la Clínica Benidorm aquejadas de legionella evolucionan bien, aunque señaló que esta enfermedad admite cualquier grado de gravedad y, en este momento, se encuentran en un "riesgo medio".

El conseller Rosado insistió en que su departamento ha actuado siguiendo el protocolo y realizando todos los análisis oportunos, así como comprobando que el centro hotelero cumplía la legislación vigente. De hecho, Rosado dijo ayer que las primeras muestras efectuadas en el mes de noviembre y a principios del mes de enero dieron resultado negativo. Posteriormente, en los días 16 y 17 enero se realizó una desinfección en el hotel y el análisis del día 19 de enero dio también negativo, según el conseller, a causa de la limpieza, que anuló la confirmación de la bacteria.
Rosado indicó que el 30 de enero se realizó otro análisis que dio positivo y tras la confirmación del resultado de la autopsia de los dos fallecidos -los días 26 y 31- el pasado 2 de febrero se procedió al cierre del hotel.
Con todo, el conseller confía en que el establecimiento se pueda abrir en una semana "una vez se compruebe que la bacteria ha sido erradica" en el proceso de desinfección al que se va está sometiendo toda la red hidráulica del edificio, que tiene unos 20 kilómetros.

Fuente: L. S./ E. PRESS VALENCIA - levante-emv.com

ver la noticia completa